.

.

¿El queso es bueno? Muchos pensamientos de la vieja escuela piensan que el queso no es saludable, en gran parte debido a todas sus grasas saturadas. Pero una investigación más reciente cuestiona el vínculo entre estas grasas saturadas y las enfermedades cardíacas. De hecho, comer queso (no en exceso) está relacionado con numerosos beneficios para la salud.

Aquí te mostramos 5 beneficios para la salud:

Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

Hay un informe de 2016 que analizó los resultados de 31 estudios de cohortes prospectivos (los que observan a las personas a lo largo de sus vidas) que compararon la cantidad de productos lácteos que comían las personas que desarrollaban enfermedades cardiovasculares. Un hallazgo importante fue que comer casi 2 lonchas o trozos de queso al día se asoció con un 18% menos de riesgo de enfermedad cardíaca. En el diario British Journal of Nutrition proponen que los minerales como el calcio, el potasio, el magnesio y las vitaminas como la riboflavina y la B12 pueden desempeñar un importante papel. Otro hallazgo clave: comer un trocito de queso al día podría reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en un 13%

Previene la diabetes

Comer 1 3/4 onzas de queso al día (Una porción de queso natural es una 1½ onzas) puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 8%, según un análisis en el American Journal of Clinical Nutrition. El mismo estudio confirma que las personas que comían alrededor de 3/4 de taza de yogur al día tenían un riesgo aún menor. Otro estudio en AJCN (Suecia) encontró que las mujeres que comían poco menos de 2 onzas de queso también reducían su riesgo de diabetes tipo 2. Las grasas saturadas de cadena más corta en el queso se relacionaron con un menor riesgo de diabetes tipo 2. Además, el calcio, que aumenta la secreción de insulina y puede reducir la resistencia a la insulina, puede defenderse de la enfermedad. Las proteínas del suero también pueden influir, ya que pueden aumentar la sensibilidad a la insulina.

Aumenta la esperanza de vida

Según un estudio de 2016 en el European Journal of Clinical Nutrition, y atrás investigar a 960 hombres durante casi 15 años para ver si los alimentos que comían tenían alguna relación con el momento de su muerte, se llegó a la conclusión que comer queso realmente puede ayudarnos a vivir más tiempo.

Quizás los efectos reductores de la presión arterial del calcio influyen en su capacidad para frenar la absorción de grasa en el intestino, según ciertos investigadores.

Mejora el colesterol

Para mantener la salud del corazón, un bocadillo diario de queso puede reducir el colesterol. Un análisis de 2015 de ensayos controlados aleatorios en Nutrition Reviews comparó el colesterol en sangre de personas que consumían una dieta prescrita que incluía queso. Los cambios que se produjeron en el colesterol podrían deberse a la capacidad del calcio para transportar grasa a través del intestino para que no la absorba y sus calorías asociadas. La vitamina K2, que se encuentra en productos lácteos fermentados como el queso, también puede desempeñar un papel.

Más fuertes

Comer casi una onza de queso al día durante 12 semanas aumentó la masa muscular y mejoró el equilibrio en adultos sanos mayores de 60 años. Los investigadores del estudio, publicado en 2014 en Clinical Interventions in Aging, dijeron que las proteínas de la leche, la caseína y el suero, pueden haber ayudado.

Comments (0)

No comments at this moment