.

.

La cultura del oro líquido ha ido evolucionando a lo largo de los años, dando lugar a los aceites gourmet, un producto elaborado con el máximo cuidado para hacer el disfrute de nuestro paladar. Pero qué entendemos por aceite de oliva gourmet, en Delycius te damos las claves para diferenciarlo.

El aceite de oliva gourmet nace con la necesidad de un mercado en el que los consumidores son cada vez más exigentes. El oro líquido se considera un elemento básico de la dieta mediterránea, por lo que se demanda un producto cada vez más especializado.

De hecho, cada vez son más los gourmets que tienen una oleoteca en su casa donde guardan botellas de las mejores añadas adquiridas en comercios especializados.

Para la elaboración del aceite de oliva Gourmet, es importante saber cuándo es el período de recolección de la aceituna. En el hemisferio norte se recolecta entre los meses de octubre y enero, mientras que en el hemisferio sur se recolecta entre los meses de febrero y mayo.

El traslado a la almazara (lugar donde se convierte la aceituna en aceite) debe realizarse en un plazo inferior a las doce horas posteriores a su extracción. Los métodos industriales implican someter las aceitunas a un proceso de limpieza, para eliminar las hojas de olivo que luego se utilizan como pienso para los animales de la zona.

Este proceso que daña las propiedades de la aceituna no se da en la elaboración del aceite de oliva gourmet, pues al haber sido extraídos manualmente, no tienen hojas que deban ser extraídas. Directamente se lleva a cabo el proceso de separación del hueso de la carne resultante.

Esta carne de aceituna se traslada a las licuadoras, donde se mezcla con agua fría, a una temperatura de unos 20 grados. Esa es otra clave del aceite Gourmet ya que si se realiza a mayor temperatura se obtiene más aceite, pero de menor calidad.

Una vez mezclado, pasa al decantador centrífugo, una máquina que se utiliza para separar el sólido del líquido. Es decir, el aceite y el agua se separan de la aceituna y se mezclan con agua a temperatura ambiente, con el objetivo de retirar el agua y lavar el aceite.

A partir de aquí tiene lugar el proceso de decantación del aceite. El aceite de oliva virgen permanecerá en reposo unas horas para adquirir la temperatura ambiente y las micropartículas de la sustancia permanecerán en suspensión.

El aceite de oliva gourmet necesita una decantación natural, es decir, la que se produce en el tiempo, sin necesidad de utilizar dispositivos industriales que cumplan con esta función.

Los depósitos se retiran después de cierto tiempo. Si permanecen en la sustancia durante mucho tiempo, puede perder calidad. Es entonces cuando el aceite pasa a los contenedores de acero inoxidable con las máximas garantías de higiene, conservado con nitrógeno alimentario, que lo protege de los daños que puedan ocasionar elementos externos como la luz, la temperatura o el aire. El packaging es otro de los aspectos a los que los especialistas dan gran importancia. Las botellas de aceite de oliva son un elemento decorativo en tu mesa y cocina, y sus formas son estudiadas por los mejores diseñadores gráficos o de producto.

Comments (0)

No comments at this moment