.

.

El debate sobre si combinar queso con vino o cerveza parece haber estado en auge durante mucho tiempo, y es un tema sobre el que todo conocedor de la comida que se precie tiene una opinión.

La batalla entre la cerveza y el vino

Se ha asumido durante mucho tiempo que el vino es la bebida perfecta para servir junto con el queso y, además, el vino blanco a menudo gana sobre el tinto. Sin embargo, los quesos más salados o grasos podrían servirse mejor con una bebida que ofrezca un refrigerio más inmediato, para lo cual la cerveza podría ser la solución. Lo mismo se aplica a los quesos más suaves y ricos con un regusto a mantequilla. En los últimos años, la cerveza ha ido ganando popularidad como una opción válida para servir junto con los quesos más lujosos. La cerveza podría ofrecer una competencia significativa a su rival más refinado.

Experimentar con cerveza y queso

Si bien los británicos pueden haberse tomado el vino y el queso en serio, en el resto del mundo ya beben cerveza con el queso en muchas ocasiones. Bélgica ha disfrutado del vino y la cerveza juntos desde la Edad Media, en parte debido a su mayor disponibilidad y precio más bajo. Los expertos recomiendan optar por una cerveza más ligera para complementar los quesos más suaves, y apostar por menos intensas para obtener un queso fuerte y sabroso. Los quesos más jóvenes y frescos como la mozzarella pueden combinarse maravillosamente con una cerveza ligera y delicada, mientras que los quesos azules como el stilton y el roquefort requieren un vino dulce o una cerveza dulce para contrastar sabores.

Elige tu cerveza perfecta

La moderación y la experimentación son la clave para encontrar el maridaje perfecto, y para los amantes de la comida gourmet, todavía no existe una regla ideal que dicte qué cerveza se debe elegir; todo es cuestión de encontrar lo que se adapte a cada necesidad. Si preguntas a diferentes personas seguramente encontrarás que la respuesta se inclina abrumadoramente hacia el vino como la bebida preferida para servir junto con el queso, pero después de probar la alternativa, ¡es probable que esta opinión se vuelva un poco más dividida! Es mejor mantener la mente abierta y dejar que cada uno decida las combinaciones de bebidas ideales para el queso que hayamos elegido. Con el tiempo, es probable que todos aceptemos más la combinación de queso con una bebida un poco menos común, y la actual rebelión culinaria se afianzará a medida que más y más personas descubran esta deliciosa alternativa al vino.

Y tú, ¿qué prefieres?

Comments (0)

No comments at this moment